Seleccionar página

BLOG

ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DE UNA RELACION LABORAL

Aunque las relaciones laborales son, sin duda, una de las figuras jurídicas más generalizadas y su regulación permite identificar claramente los requisitos que las configuran, es común que se trate de encubrir esta figura con otros tipos de relaciones contractuales, ignorando o pasando por alto elementos fundamentales que, una vez probados, evidencian la existencia de un Contrato de Trabajo.

El artículo 22 del Código Sustantivo del Trabajo establece los elementos del contrato de trabajo, indicando las partes, empleador y empleado, quienes adquieren derechos y obligaciones propias de esta figura jurídica.

El empleador, es la parte que requiere que se ejecute determinada actividad, que se le preste un servicio, y por el cual está dispuesto a pagar.

El empleado o trabajador por su parte solo puede entenderse como persona natural, que cuenta con determinadas habilidades o conocimientos mediante los cuales puede ejecutar las labores requeridas por el empleador; y en este sentido, deberá recibir un pago denominado salario por la realización de estas.

¿Cuáles son los elementos fundamentales del Contrato de Trabajo?

El artículo 23 del C.S.T establece 3 criterios esenciales para la existencia del Contrato Laboral, estos son:

  • Prestación personal del servicio: Implica que el servicio o actividad contratado debe ser desarrollada directamente por el trabajador, no puede ser delegada o heredada por ninguna otra persona. La obligación que contrae el trabajador con el empleador es personalísima y de ser ejecutadas por una persona diferente al trabajador, puede incurrir en un incumplimiento contractual, o acarrear responsabilidades extracontractuales para el empleador.

 

  • El salario: Entendido como una obligación que contrae el empleador para con el trabajador desde el inicio de la relación contractual. Con la celebración del contrato se debe pactar, el monto que nunca debe ser inferior al salario mínimo legal mensual vigente, el tipo de salario (en dinero o especie), la frecuencia de pago (diario, semanal, quincenal, mensual), dónde ha de pagarse, y la forma de salario (si es por unidad de tiempo, obra ejecutada, o un salario integral).

 

  • La subordinación y dependencia: Constituyen un tercer elemento del contrato, entendida como la facultad otorgada al empleador para que le exija al trabajador, el cumplimiento de órdenes, establecer una metodología de trabajo, modalidad, horarios, funciones a cumplir, métodos de evaluación de las labores, de los cuales, puede desprenderse un proceso disciplinario por su incumplimiento, o desarrollo ineficiente; lo anterior, sin menoscabo de la dignidad humana del trabajador o de su núcleo familiar.

 

Esta facultad, le permite a su vez al empleador, variar las condiciones de la prestación del servicio, es decir, modificar el modo, el tiempo, el lugar o la cantidad de trabajo.

 

¿A qué se obliga el Empleador en la celebración de un contrato de trabajo?

De manera general, el empleador adquiere las obligaciones de protección y seguridad para con sus trabajadores; es decir, su deber principal, es velar que la dignidad, integridad física y emocional de los empleados no se vea menoscaba ni puesta en peligro, durante la ejecución del contrato.

Por otro lado, la seguridad y la protección no bastan para que se pueda hablar de un cumplimiento efectivo y eficiente de las obligaciones del empleador, también deberá tenerse en cuenta:

  • El pago del salario, el valor estipulado, en el tiempo estipulado junto con el pago oportuno de la seguridad social del trabajador, es de los puntos más importantes que debe tener presente el empleador, ya que el incumplimiento de éste por descuido o negligencia puede configurar sanciones patrimoniales, y en el peor de los casos, si el trabajador fallece, o se enferma, sin estar al día el pago de la seguridad social, puede traer consigo, una responsabilidad civil, de índole indemnizatoria.
  • Conceder las licencias permitidas por ley.
  • Respetar las creencias, dignidad personal del trabajador.
  • Procurar por espacios adecuados de trabajo y proveer los instrumentos necesarios para que el empleado pueda desarrollar la actividad del contrato sin mayores dificultades.

¿A qué está obligado el trabajador con la celebración del contrato de trabajo?

El trabajador, en primera medida, está obligado a cumplir con las funciones designadas por el contrato de trabajo, y las cuales requiere el empleador; y de manera específica:

  • Realizar la actividad encomendada de manera personalísima, cumplir con el reglamento de trabajo, y las ordenes que le sean instruidas por el empleador, o sus representantes, siempre y cuando el cumplimiento de éstas no vulnere su dignidad humana.
  • Mantener discreción y reserva sobre asuntos de sus funciones siempre y cuando estas no estén autorizadas para ser divulgadas a terceros. Sin perjuicio, del deber de denunciar actuaciones delictivas, violaciones al contrato de trabajo o de las normas laborales vigentes.
  • Restituir y cuidar los instrumentos que fueron provistos para la ejecución del contrato.
  • Observar diligencia y cuidado, y advertir de situaciones que pueden acarrear el detrimento al empleador.

 

La ley enfatiza que, una vez identificados estos elementos, y pese al nombre que se le denomine al contrato, se entenderá contrato de trabajo.

 

Referencias

-Código Sustantivo del Trabajo.

×